Managua, |
Regístrese gratis aquí  |  Administre su perfil de usuario  |   
Inicio
Nosotras
La Prensa Literaria
Aquí Entre Nos
El Azote
Chavalos
Suplemento Deportivo
Negocios y Economía
Portada
Última Hora
Política
Nacionales
Economía
Campo & Agro
Regionales
Editorial
Deportes
Sucesos
Internacionales
Opinión
Revista
Vida Social
Cartas al Director
Caricaturas
Agenda de Eventos
Eventos Empresariales
Tecnología
Religión y Fe
Universitaria
Mosaico
Nuestra Gente
Entrevista
Enfoque
Hablemos del Idioma
Suplementos >> La Prensa Literaria
La familia dictadora, Anastasio Somoza Debayle, Anastasio Somoza García (el padre de la dictadura) y su otro hijo Luis Somoza.LA PRENSA/ARCHIVO
Somoza García: Sus últimas imágenes
Karly Gaitán Morales

El 14 de septiembre de 1956, a siete días de ocurrir el atentado al presidente Anastasio Somoza García por el joven leonés Rigoberto López Pérez y a quince días de su muerte causada a consecuencia del mismo atentado, se celebra en Nicaragua el centenario de la heroica Batalla de San Jacinto y el 135 aniversario de la independencia de Centroamérica de España. Para esa ocasión tan importante, el cineasta argentino Leo Aníbal Rubens, encargado de los asuntos cinematográficos del presidente, filma en cinta de 35 milímetros un mediometraje documental que ilustra detalladamente la jornada patriótica realizada en Managua. Esta película tiene un gran valor histórico, ya que, además de festejarse el centenario de una de las batallas más recordadas de la Guerra Nacional, son las últimas imágenes en movimiento que se conservan en el Archivo Fílmico de la Nación, en las que se puede ver vivo al general Anastasio Somoza García.

El film comienza con tomas generales y primeros planos del público que asiste a la explanada de la Loma de Tiscapa a presenciar el desfile de las escuelas de primaria e institutos de bachillerato en honor al 14 de septiembre. Las parpadeantes imágenes muestran la marcha de los estudiantes con sus uniformes escolares de color azul y blanco, que en la pantalla se aprecian en blanco y negro por ser de esos colores la película. Pasan frente a la cámara los abanderados portando las ondeantes banderas de los cinco países centroamericanos. Detrás de ellos circulan por la vía las carrozas decoradas con motivos patrios y folclóricos, seguidas de las bandas musicales y muchachas de gimnasia rítmica bailando con movimientos coquetos.

En la tribuna de honor se encuentra el presidente Somoza García, su esposa doña Salvadora Debayle y un niño entre ellos. El gabinete de gobierno y demás diplomáticos nacionales y extranjeros que fueron invitados a la celebración, se aprecian junto a ellos, serios y vestidos de traje formal. Por el cielo pasa una flota de aviones que hace piruetas y demostraciones artísticas. La cámara enfoca la tarima y todos los presentes están girando la cabeza de un lado a otro y viendo hacia arriba. La segunda parte de la película se filma en la Hacienda San Jacinto, donde tuvo lugar la heroica batalla que se celebra. El Presidente, la primera dama y dos de sus nietos, niño y niña, están formados en el patio observando el acto marcial de la Guardia Nacional, la izada de la bandera, la entrada de los abanderados centroamericanos y el acto de la antorcha, que consiste en encender un fogón y poner al centro la antorcha de la victoria. El Presidente lee su discurso en una tribuna colocada en un corredor de la casa, le siguen el doctor Crisanto Sacasa, ministro de Educación Pública y el licenciado Alberto Errarte, secretario general adjunto de la Organización de Estados Centroamericanos (ODECA), todo esto lo explica Fernando Marcos, el narrador del film.

La tercera parte de la película tiene como locación la Plaza de la República esa misma noche, cuando se hace una celebración popular y el presidente asiste a la tarima de honor, donde se presentan bailes folclóricos, cantos y una obra de teatro: tragicomedia ambientada en la Hacienda San Jacinto. La película se corta con ese estilo experimental del cine latinoamericano de los años treinta y cuarenta, que ya en los cincuenta se calificaba como “recurso artístico”. Un texto blanco en un fondo gris se lee: “15 de septiembre”. El siguiente día continúa la jornada a tempranas horas con el maratón “José Dolores Estrada”, que se realizó en ocasión de las celebraciones. La multitud se reúne en el Malecón de Managua, a donde llegarán los atletas que salieron de madrugada de la Hacienda San Jacinto hacia la capital. Se acercan a la meta los primeros corredores y la cámara enfoca a Wilfredo Jiménez, el ganador del primer lugar.

Después de los actos populares se realiza una fiesta para los invitados especiales en el Salón de Actos del Distrito Nacional, a la que asiste el presidente, doña Salvadorita Debayle, funcionarios del gobierno, cuerpo diplomático y gabinetes invitados. Se lee el Acta de Independencia de los países centroamericanos. Al terminar la fiesta los presidentes de Centroamérica se reúnen en la Embajada de Guatemala, donde se realiza la clausura de los actos con un banquete. El embajador de Francia pone al presidente Somoza, la Cruz de la Legión de Honor y se entrega el premio del concurso de Historia y Cultura, organizado por Radio Experimental de Nicaragua. Somoza García entrega los premios a los atletas ganadores de la maratón de ese día. La película termina con un discurso del presidente, varios planos generales del evento y un texto blanco: “El brillo y el éxito de los actos se debió al empeño en celebrar dignamente esta fecha, puesto de manifiesto por S.E. El Señor Presidente de la República de Nicaragua: Gral. ANASTASIO SOMOZA GARCÍA”. El film se estrenó en los teatros Teatro González y Margot de Managua a inicios de octubre de ese año.

Durante los actos, el presidente Anastasio Somoza se aprecia serio, con el rostro pecoso y sus ojos esquivando a las cámaras, saludando con sonrisas amables a los civiles y con palmadas en la espalda a los militares de la Guardia Nacional. No sospechaba que ésas serían unas de sus últimas imágenes cinematográficas que se verían en las pantallas de Nicaragua en las que aparecería vivo y vigoroso. Cuando murió, el 29 de septiembre, su director de cine en coproducción con Laboratorios Cinematográficos de México S. A., filma sus actos fúnebres. Los cineastas internacionales que visitaron el país al enterarse del atentado hacía ocho días, filman la consternación, la agitación de las calles y el funeral. Uno de ellos fue el camarógrafo del famoso noticiero de cine Pathé News que filmó un cortometraje que incluía todos los actos, narrado originalmente en inglés y luego subtitulado en cuatro idiomas. Este documental recoge los momentos más importantes, sus últimos homenajes y el desfile de personas que querían ver al presidente en su ataúd, las honras fúnebres, misas, tomas generales y en primer plano de la familia doliente. La película inicia con un titular en letras grandes: “Pathé News: Headlines in the News. News of the day State funeral for Somoza”. La versión doblada a español se llevó a los cines de Nicaragua hacia finales de ese año.

Noticias Servicios Suplementos Especiales Publicidad Enlaces
Mapa del Sitio Nicas en el Exterior Contactos Ayuda
©LA PRENSA 2009 Aviso legal Política de privacidad Consultas y Sugerencias
Manual de Estilo de LA PRENSA
Búsqueda