publicidad
Noticias | Servicios | Suplementos | Especiales | Magazine | Nicas en el Exterior | Publicidad | Contáctenos
Managua,
Portada
Última Hora
Política
Nacionales
Economía
Campo & Agro
Regionales
Editorial
Deportes
Sucesos
Internacionales
Opinión
Revista
Vida Social
Cartas al Director
Caricaturas
Agenda de Eventos
Eventos Empresariales
Tecnología
Religión y Fe
Mosaico
Entrevista
Enfoque
Hablemos del Idioma
Noticias >> Sucesos
En esta calle del barrio 30 de Mayo, del Reparto Schick, Jairo Sean Álvarez Marín perdió la vida a manos de cuatro pandilleros de “Los Comemuertos” y de “Los Bloqueros”. (LA PRENSA/N. Marenco)
Pandilleros asesinan a joven en el Reparto Schick
Aparentemente fue por rencillas personales
Marvin Cuadra Suazo
nacionales@laprensa.com.ni
publicidad

Todo parece indicar que los jóvenes que en algún momento pertenecieron a pandillas, al retirarse de ese mundo están condenados a muerte por sus ex colegas, tal y como le ocurrió a Jairo Sean Álvarez Marín, de 16 años, la noche del viernes.

Marcos Álvarez, padre de la víctima, aseguró que al adolescente lo mataron cuatro sujetos de los cuales dos son de la pandilla “Los Comemuertos” y otros dos de “Los Bloqueros”.

Relató que la tragedia ocurrió del tanque rojo dos cuadras al Este, frente al billar Chayito, donde los sujetos lo estaban esperando y le propinaron tres balazos y un escopetazo en la nuca cuando ya estaba en el suelo.

“Él vivía en el barrio Milagros de Dios y venía aquí al barrio 30 de Mayo, del Reparto Schick, a visitar a su abuela. Ayer no teníamos para el taxi y salió para irse de cruzada”, expresó el padre.

HABÍA DEJADO PANDILLA

Agregó que Jairo estudiaba segundo año en el colegio Luxemburgo, de la colonia 10 de Junio, y que hace años había dejado al grupo de “Los Cholos” y se había integrado a una iglesia evangélica.

Señaló que la Policía solamente llegó al lugar donde estuvo el cadáver y después no ha tenido más comunicación con ellos.

De la pandilla “Los Cholos” varios se han retirado, algunos han conseguido trabajo, otros se han integrado a diferentes iglesias y andan predicando, agregó el padre del fallecido.

Destacó que aunque los muchachos andan con la Biblia, si son encontrados en otra zona por miembros de otras pandillas son atacados y por eso nunca están seguros.

Rosario Pérez, de 50 años, manifestó que eran como las 10:00 p.m. cuando caía una fuerte lluvia y tenía la puerta de la casa abierta.

“Yo estaba en la sala viendo televisión, de pronto escuché dos detonaciones y cuando me asomé por la ventana vi a un muchacho caído entre mi acera y la calle y a dos encapuchados que salieron caminando”.

Dijo que la Policía llegó, pero el muchacho ya había fallecido.

POR RENCILLAS PERSONALES

En Información y Análisis de la Quinta Delegación de Policía manifestaron que la denuncia por asesinato fue hecha por Marcos Antonio Álvarez, quien relató que estaba en su casa cuando le avisaron los vecinos que a su hijo lo habían matado.

Según la Policía, el hecho ocurrió por rencillas personales, pero están investigando.

El padre del fallecido dijo que tienen los nombres de algunos sospechosos. En la Estación Cinco afirmaron que no tienen a nadie detenido.

Noticias Servicios Suplementos Especiales Publicidad Enlaces
Mapa del Sitio Nicas en el Exterior Contactos Ayuda
©LA PRENSA 2009 Aviso legal Política de privacidad Consultas y Sugerencias
Manual de Estilo de LA PRENSA
Fotorreportajes
Sucesos del 2006: Nicaragua
Búsqueda