publicidad
Noticias | Servicios | Suplementos | Especiales | Magazine | Nicas en el Exterior | Publicidad | Contáctenos
Managua,
Portada
Última Hora
Política
Nacionales
Economía
Campo & Agro
Regionales
Editorial
Deportes
Sucesos
Internacionales
Opinión
Revista
Vida Social
Cartas al Director
Caricaturas
Agenda de Eventos
Eventos Empresariales
Tecnología
Religión y Fe
Mosaico
Entrevista
Enfoque
Hablemos del Idioma
Noticias >> Opinión
El Galope y su gente
Fabio Gadea Mantilla
El autor es director general de Radio Corporación
publicidad

Querida Nicaragua: Muchos ami- gos me preguntan dónde queda el pueblo de El Galope. Yo les contesto: en todas partes y en ninguna. Está en mi imaginación. Físicamente el pueblo de El Galope no existe, pero todo pueblo nicaragüense y centroamericano podría ser El Galope, el pueblo donde actúan los personajes del programa Pancho Madrigal.

El Galope y los personajes de Pancho Madrigal son imaginarios pero retratan el carácter, las costumbres, maneras de hablar y de vivir de pueblos nicaragüenses. El Galope y sus gentes están identificadas con el pueblo porque los cuentos de Pancho Madrigal son los mismos que el pueblo ha repetido por años y que desde 1959 se me ocurrió adaptarlos como si fueran novela radial, pero con la característica de que todos hablaran con deje nicaragüense, imitando la manera de hablar de los campesinos.

Otra pregunta que me hacen es ¿cómo hemos logrado mantener el interés del público durante cincuenta largos años? Todos sabemos que los cuentos de caminos, cuentos de misterio, el Cadejo, la Cegua, la Carreta Nahua, el Jinete sin Cabeza, la Mocuana, en fin los misterios del campo y los espantos de aquellos tiempos cuando las gentes se alumbraban con candiles y hachones de ocote, siempre han sido fascinantes, le encantan a la población. La correspondencia del público hacia el programa ha sido intensa, el pueblo tiene cuentos que contar, los escribe y me los manda. Yo les doy forma, escribo los diálogos, les pongo los fondos musicales adecuados, el suspenso que toda trama teatral requiere y eso es todo. El pueblo siente que está escuchando su propio cuento. Pancho Madrigal le relata a su pueblo el cuento que su pueblo le ha contado. Esa comunicación entre Pancho y su pueblo es una de las razones de su éxito. La otra, y quizás la principal, es la siguiente: hemos sabido marcar el carácter de cada personaje y del propio pueblo de El Galope.

Cada personaje está claramente caracterizado. Pancho es el narrador. Don Pancracio es el patriarca del pueblo, el más instruido, al que todos consultan, conservador hasta las cachas, hombre intachable, honrado, católico, ciudadano ejemplar. Doña Tula su hermana es niña vieja, Don Alcibíades Merlo es otro pintoresco patriarca del pueblo, compite con don Pancracio y ambos han sido interpretados por dos excelentes actores como son José Castillo Osejo y Heriberto Gadea Mantilla. Aniceto Prieto y Felipito Matute son sobrinos nietos de doña Tula y Filiberto Zúñiga y Carelara son sus amigos, bebedores, parranderos, serenateros, robagallinas, etc. Siempre al final reciben su castigo.

Cada uno de los personajes está perfectamente definido en su caracterización. El programa promueve valores. Nunca se critica ninguna religión y mucho menos a un sacerdote; se fustiga a los funcionarios corruptos, se exaltan los valores cristianos, la moral, el trato respetuoso, la justicia, la democracia, el respeto por las leyes, la paz, la convivencia, el trabajo, etc.

Ése es el pueblo de El Galope y ésas son sus gentes que cuentan cuentos de la tradición nicaragüense.

El día de hoy en el Teatro Nacional Rubén Darío, por primera vez verá el público un cuento de Pancho Madrigal en la pantalla, además de un espectáculo artístico en vivo con Carlos Mejía Godoy, Los de Palacagüina, Norma Helena, Otto de la Rocha, Juan Solórzano, el bisturí armónico César Ramírez Fajardo, Moisés Gadea, Felipito Matute y el grupo Macehualt. 50 años a lo grande.

Noticias Servicios Suplementos Especiales Publicidad Enlaces
Mapa del Sitio Nicas en el Exterior Contactos Ayuda
©LA PRENSA 2009 Aviso legal Política de privacidad Consultas y Sugerencias
Manual de Estilo de LA PRENSA
Fotorreportajes
Sucesos del 2006: Nicaragua
Búsqueda