publicidad
Managua
27.10.08
Regístrese gratis aquí  |  Administre su perfil de usuario  |   
Portada
Última Hora
Política
Nacionales
Economía
Campo & Agro
Regionales
Editorial
Deportes
Sucesos
Internacionales
Opinión
Revista
Vida Social
Cartas al Director
Caricaturas
Agenda de Eventos
Eventos Empresariales
Tecnología
Religión y Fe
Mosaico
Entrevista
Enfoque
Hablemos del Idioma
Noticias >> Nacionales
Caruna opera como banco paraestatal
Moisés Martínez
nacionales@laprensa.com.ni
publicidad

El engorde de la cooperativa sandinista Alba-Caruna con recursos del tesoro nacional es parte de un modus operandi del partido de Gobierno para controlar una especie de banco paraestatal que en sus transacciones financieras privadas utiliza dinero de los contribuyentes nicaragüenses.

El presidente de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (Enel), Ernesto Martínez Tiffer, en una reveladora entrevista que concedió a Canal 12 de televisión el pasado jueves, explicó como funciona Alba-Caruna como un banco bajo el control del Frente Sandinista, realizando transacciones financieras con el dinero del tesoro nacional.

El Alcalde sandinista de Managua, Dionisio Marenco, uno de los creadores e impulsadores de la firma de los acuerdos de la cooperación firmados entre Venezuela y Nicaragua, reconoció en una entrevista con LA PRENSA que la entrada en el juego por parte de Alba-Caruna es para evitar los controles fiscalizadores del Estado.

Marenco comentó que de acuerdo al diseño original de los acuerdos firmados con Venezuela, la inyección de capital al Estado nicaragüense sería hecha directamente por medio de Albanisa, la empresa mixta conformada por la Empresa Nicaragüense de Petróleos (Petronic) y Petróleos de Venezuela.

“¿Por qué usar un intermediario?, no sé. El fondo petrolero te dejaba el 50 por ciento del valor como un préstamo del Estado venezolano al Estado nicaragüense. Lo que yo entiendo es que están buscando crear un mecanismo que excluya el control del Estado de ese 50 por ciento. Por lo que he leído en los medios (de comunicación), la forma en que lo están haciendo es con un tercero en disputa. Por lo que están pagando, pareciera ser que es un tercer intermediario, como pudiera ser un banco o un agente financiero, que en este caso es Alba-Caruna”, respondió el alcalde Marenco.

Investigaciones periodísticas demostraron que Alba-Caruna recibió pagos directos de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (Enel) por deudas que este ente autónomo tenía con Petronic. Estos pagos hechos por Enel fueron con fondos transferidos desde el Presupuesto General de la República.

“Lo que habría que estudiar es todo el circuito para saber qué han hecho con el resto de los reales que pasan por Petronic, porque ahí están triangulando nada más el componente búnker que se pasa por una empresa que es Enel. Ahí falta ver qué pasa con todo el resto del combustible. Lo de los taxis, lo de los buses. Obviamente lo que tratan es que no caigan en la regulación de los elementos públicos, al endeudar a un ente privado”, dijo Marenco.

Señaló que una de las principales interrogantes es, ¿cómo Alba Caruna le pagará la deuda que está adquiriendo con PDVSA, por recibir el 25 por ciento de los pagos que está haciendo Nicaragua por la compra de petróleo y otros derivados a Venezuela?

“Al meter a este tercero privado (Alba-Caruna) no sé si habrán privatizado la cooperación o no. Habría que ver cómo está la relación en ese sentido de Caruna con PDVSA, para ver en qué termina. El crédito concesional si está funcionando. Si Alba-Caruna está agarrando los proyectos para las Calles Para el Pueblo y todo eso no está generando deuda pública, entonces eso está funcionando. Entonces, ¿qué pasa con la deuda de Alba-Caruna?, ¿quién la va pagar?”, agregó Marenco

Ernesto Martínez Tiffer dijo al Canal 12, que Caruna asumió las deudas que tenía Enel con Petronic, porque esta última no pudo sostener los suministros de combustible que necesitaban las generadoras de energía estatales aglutinadas en Enel. Entonces, Caruna le habría prestado 20 millones de dólares para que Enel le comprase el combustible necesario a la Esso Standard Oil, a un dos por ciento de interés.

Lo que Martínez Tiffer no dijo fue que el préstamo que hizo Caruna es con los recursos financieros nacionales destinados a pagar el abastecimiento de combustible venezolano, el cual se paga al contado. Luego Enel, en vez usar el dinero que la distribuidora eléctrica Unión Fenosa le da para subsanar las compras de energía, le pagó a Alba-Caruna con una transferencia de 20 millones de dólares del mismo Presupuesto General de la República.

Fenosa está obligada, de acuerdo a la Ley de Estabilidad Energética, a ponerse al día con Enel en un período que culmina en junio del 2009. Sin embargo, el Gobierno no quiso esperar y usó a Enel para triangular el dinero a Caruna, quedando toda la operación en manos de funcionarios gubernamentales y empresarios leales al sandinismo.

Noticias Servicios Suplementos Especiales Publicidad Enlaces
Mapa del Sitio Nicas en el Exterior Contactos Ayuda
©LA PRENSA 2009 Aviso legal Política de privacidad Consultas y Sugerencias
Manual de Estilo de LA PRENSA
Fotorreportajes
Sucesos del 2006: Nicaragua
Búsqueda