Managua
29.09.06
Regístrese gratis aquí  |  Administre su perfil de usuario  |   
Portada
Última Hora
Política
Nacionales
Economía
Campo & Agro
Regionales
Editorial
Deportes
Sucesos
Internacionales
Opinión
Revista
Vida Social
Cartas al Director
Caricaturas
Agenda de Eventos
Eventos Empresariales
Tecnología
Religión y Fe
Mosaico
Entrevista
Enfoque
Hablemos del Idioma


Noticias >> Política
Rifa es entre Ortega y Montealegre
Encuesta de M&R indica que FSLN y ALN se enfrascarán en una pelea voto por voto
“Voto útil”, en su mayoría antiorteguista, definiría elección a favor del que le pueda ganar a Ortega
Xiomara Chamorro yJorge Loáisiga Mayorga
politica@laprensa.com.ni
El voto antiorteguista

El 82 por ciento del electorado nicaragüense ya está seguro por quién votará en las elecciones del 5 de noviembre próximo, pero el 85 por ciento admite que el electorado tiene la tendencia a favorecer con su voto al candidato que se percibe puede derrotar a Daniel Ortega del FSLN.

Según la encuesta de M&R, el 66 por ciento de los votantes se declaran antiorteguista, un 74 por ciento de los mismos estaría dispuesto a votar por cualquier candidato que derrote a Ortega, aunque no sea de su preferencia.

El estudio consultó cuál sería el candidato que estarían favoreciendo para evitar un triunfo sandinista y en el caso de los votantes del candidato del PLC, José Rizo, el 55.2 por ciento votaría por Eduardo Montealegre de la ALN.

Los votantes de Montealegre se dividirían en un 41.8 votando por Edmundo Jarquín del MRS y 32.5 por ciento por Rizo.

El electorado de Jarquín votaría en un 44.4 por ciento por Montealegre.

La gente de Edén Pastora, de AC, en un 47 por ciento votaría por Montealegre.

Los indecisos señalan en un 23 por ciento que votarían por Montealegre, pero un 47.3 por ciento no tiene una decisión.

Solidez del voto

Eduardo Montealegre, de ALN, es el candidato que resulta con el techo electoral más alto con el 59.3 por ciento, seguido de Edmundo Jarquín del MRS, que obtiene el 49.7 por ciento. Daniel Ortega del FSLN y José Rizo del PLC obtienen 39.2 y 38.7 por ciento, respectivamente, según la encuesta de M&R.

La batalla por la Presidencia de la República será entre Daniel Ortega, del Frente Sandinista, y Eduardo Montealegre, de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), según indica la última encuesta de la empresa Consultora M&R, realizada entre el 15 y el 21 de este mes.

Ortega, quien en esta medición obtuvo una ventaja de cinco puntos sobre Montealegre, podría ver amenazado un triunfo en primera vuelta, no sólo por el insuficiente 31 por ciento que obtuvo en la intención de voto sobre un 26 por ciento para Montealegre, sino porque el 74 por ciento del electorado antiorteguista se manifiesta dispuesto a votar por cualquier candidato, que aunque no sea de su preferencia, le de la percepción que puede ganarle a Ortega.

Esta aplicación del voto útil constituye, según el estudio, el principal peligro de Daniel Ortega, porque, aunque mantiene la delantera en las encuestas, tendría que cifrar su esperanza en el hecho de que Montealegre no ha logrado estrechar la ventaja de cinco puntos que aún conserva.

Sin embargo, esa posición de Montealegre de cercanía a Ortega podría ubicarlo como el candidato con mayor posibilidad de captar el voto útil que vencería al candidato sandinista.

Si bien la Ley Electoral establece que se puede ganar en primera vuelta con el 35 por ciento, siempre y cuando el candidato del segundo lugar quede cinco puntos por debajo, el estudio de M&R señala que si el voto oculto estimado en 9.6 por ciento se toma como abstención, los resultados para Ortega serían de 34.2 por ciento y 29.2 por ciento para Montealegre.

Segunda vuelta

En este escenario, ningún candidato estaría ganando en primera vuelta, pero considerando el margen de error de la encuesta de más o menos 1.54 por ciento, Ortega estaría rozando la mágica cifra del 35 por ciento

La encuesta realizada a nivel nacional, con una muestra de 4,024 personas en entrevistas cara a cara bajo el método de “caja negra”, también arrojó un 16 por ciento para José Rizo, del Partido Liberal Constitucionalista (PLC); el 15 por ciento para Edmundo Jarquín, del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), y el 0.9 por ciento para Edén Pastora, de Alternativa para el Cambio (AC).

El estudio revela que si el 9.6 por ciento de voto oculto se abstuviera, Rizo quedaría con 18 por ciento, Jarquín con 17 por ciento y Pastora con uno por ciento.

Según las proyecciones de la encuesta de M&R, en una segunda vuelta electoral el candidato sandinista pierde frente a Montealegre con una diferencia de 9 puntos porcentuales, quedando 44.2 por ciento contra 35, aunque el 21 por ciento de los electores no votaría en esta segunda ronda.

Confianza y credibilidad

La encuesta de M&R consultó a los electores, todos mayores de 16 años, con cédula o proceso de obtenerla, cuál es el candidato que le da mayor confianza y considera el más creíble.

Los criterios se establecen en función de aquel que cumple lo que promete, que es capaz de generar empleo, es honesto y honrado y puede provocar un cambio positivo en el país.

En ese parámetro el 30 por ciento señala a Ortega, en tanto que el 65 por ciento de los electores se divide en un 28 por ciento por Montealegre y 17 por ciento por Jarquín y Rizo.

Ese mismo escenario se repite cuando la población es consultada respecto a la credibilidad que le concede a los candidatos.

El 51.4 por ciento considera que Ortega es el menos creíble de todos los candidatos.

El 29 por ciento señala a Rizo, en tanto los candidatos de ALN y MRS resultan con el ocho y el uno por ciento, respectivamente.

LAS Promesas de campaña

La promesa de crear una institución de fomento a la producción ha resultado ser más creíble entre el electorado si viene de Montealegre y Ortega, rubro en el que lucen empatados con un 29 por ciento.

Montealegre se despega un poco más del resto cuando se trata de prometer el desmontaje del pacto y generar más empleo.

Ortega y Montealegre vuelven a empatar cuando se trata de credibilidad en la inversión en educación y salud y mejorar caminos.

Seguridad ciudadana e inversión extranjera vienen de la mano de Montealegre, así como la inversión en el turismo y promoción de leyes que protejan el medio ambiente y la inversión en energía renovable.

Noticias Servicios Suplementos Especiales Publicidad Enlaces
Mapa del Sitio Nicas en el Exterior Contactos Ayuda
©LA PRENSA 2009 Aviso legal Política de privacidad Consultas y Sugerencias
Manual de Estilo de LA PRENSA
Fotorreportajes
Sucesos del 2006: Nicaragua
Búsqueda