Managua
11.05.06
Regístrese gratis aquí  |  Administre su perfil de usuario  |   
Inicio
Gráficos Interactivos
Reportajes Especiales
Galerías de Fotos
Especiales >> Reportajes Especiales
FAMILIA DE NARCISO LACAYO ARGUELLO Y SARA LACAYO BERMUDEZ (LA PRENSA/REVISTA CONSERVADORA)
LIBROS DE FAMILIAS E INVESTIGACIONES GENEALÓGICAS EN NICARAGUA
Los estudios genealógicos, lejos de constituir un delito de lesa democracia, forman parte de las ciencias auxiliares de la Historia. En Nicaragua abundan, pero a nivel de afición y, en su mayoría, permanecen inéditos. A continuación, ofrecemos la segunda entrega de la bibliografía anotada de los más conocidos.

Jorge Eduardo Arellano

Para evitar repeticiones, abrevio tres de las revistas citadas: BNBD (Boletín Nicaragüense de Bibliografía y Documentación); RAGHN (Revista de la Academia de Geografía e Historia de Nicaragua) y RCPC (Revista Conservadora del Pensamiento Centroamericano), las tres de Managua.

19. Lacayo

Aparicio y Aparicio, Edgar: "Familia Lacayo y Briones en Nicaragua". RCPC, núm. 110, noviembre, 1969, pp. 3-6.

Estudio genealógico sustentado en documentos del Archivo General de Centroamérica, Guatemala. Lo inicia con Francisco Lacayo de Briones, natural de la Villa de Briones, "entonces [siglo XVI] perteneciente a La Rioja y actualmente al partido judicial de Haro, provincia de Logroño"; y lo concluye con Gabriel Lacayo de Briones y Montiel (fallecido en Granada, 1785) y sus seis hijos: Magdalena, Dora María, Gregoria, Dora Jacoba, Francisca, José Antonio y Romualdo, todos Lacayo de Briones y Marenco: "ambos [los dos últimos] naturales y vecinos de Granada, de quienes indudablemente procede mucha de la descendencia de esta antigua familia" (p. 4).

Revista Conservadora del Pensamiento Centroamericano: "Los 16 hijos del tronco madre de la familia Lacayo en Nicaragua". RCPC, núm. 110, noviembre, 1969, p. 2.

Lista completa de los hijos del hogar formado por Antonio Lacayo Montiel -bisnieto de José Antonio Briones y Palacio, a quien se le considera el fundador de la rama nicaragüense de la familia- con Pilar Agüero, a saber: José Marcos Fidelio (1803-1805), José de los Inocentes (1806-1830); José Antonio (1806-1871); Francisca Javiera (1807-1880), Gregoria Gertrudis (1809-1874); María Cecilia (1809-1810); María del Pilar Jesús (1811-1826); José Pánfilo de la Cruz (1812-1893); María del Rosario Francisca (1813-1893); José Fernando (1814-1880); María Manuela Bárbara (1815-1885); José Gabriel (León, 10 de abril, 1817 - Granada, 11 de julio, 1888); José Domingo (1810-1841); María de Jesús (1821-1872); Mateo (1822-1895) y Manuel Jerónimo (1828-1848), todos Lacayo y Agüero. De [José] Gabriel se conserva una corona fúnebre, reproducida facsimilarmente en el BNBD, núm. 121, octubre-diciembre, 2003, pp. 120-134.

Norman J. Caldera Cardenal publicó la más completa genealogía de esta familia -con los Argüello, la más numerosa de Nicaragua- en Los parientes de Mama Chila (Managua, Edición personal, 1993).

20. Mántica

Álbum de los Mántica de Nicaragua /Carlos Mántica Abaunza, Felipe Mántica Abaunza, Miguel Ernesto Vijil, eds. Managua, Ediciones de PAVSA, 2002. 341 p., il.

Historia amena y completa de la familia Mántica Berio y sus descendientes. De cada uno de los trece hijos de Giuseppe Mántica Calvo (1856-1930) y Nina Berio Ardissone (1874-1960) -italianos establecidos en Chinandega a partir de 1895- se ofrecen semblanzas y anécdotas. Se destacan sus actividades deportivas y, principalmente, empresariales. De algunos, se transcriben cartas. La corona una completa y precisa genealogía por ramas y generaciones. Las fotografías abundan. Todo ello demuestra e ilustra el modelo de cohesión, trabajo, generosidad e iniciativa de los Mántica, vinculados "con muchas de las familias más distinguidas de Nicaragua" (p. 25). Faustino Sáenz: "Álbum de los Mántica" (reseña), en RAGHN, tomo LIV, septiembre, 2002, p. 188.

21. Matuz

Rodríguez Serrano, Felipe: Estudio genealógico de las familias Matuz y Rodríguez. Managua, (s. i.), 1963, pp. 5-20.

Considerando la utilidad de este tipo de trabajos para la investigación histórica, el autor cumple modestamente su objetivo: "dos importantes familias de Jinotepe que se han enlazado con otras muchas de Nicaragua. Los datos comprenden un período alrededor de 150 años. Las faltas y errores han sido inevitables. Sin embargo, se han salvado del olvido muchos importantes hechos y documentos" (p. 46).

La familia Matuz tiene su origen en el español Francisco Esteban Matuz Castilla, casado "con una nativa, vecina de Niquinohomo, llamada Inés Torres" (p. 5). Tuvieron once hijos. Leandro Matuz Torres, nacido en 1813 y Alcalde de Jinotepe, salió herido en un duelo con Bernabé Somoza en 1845. El 6 de agosto del mismo año su hermano Juan de Dios Matuz, batiéndose con lanza con el citado Somoza, perdió la vida en Managua.

22. Mejía

Mejía Lacayo, José: "Los Mejía Bárcenas". Inédito. 20 h. (en prensa).

Acuciosa investigación genealógica centrada en los nueve hijos de José Antonio Mejía Bermúdez (nacido en Nandaime el 11 de abril de 1811) y María del Carmen Bárcenas (1830-1900). Basada en fuentes primarias (fe de bautismos, apuntes manuscritos de ascendientes, etc.) y secundarias (el "Diario íntimo" -ya publicado- de Enrique Guzmán Selva), destaca la actuación política del primero, bisabuelo del autor. Sólo uno de los hijos (José de la Trinidad: 1856-1907) no nació en Granada, sino en la "La Flor", hacienda chontaleña (hoy departamento de Río San Juan), donde vivió la familia desde el 22 de enero de 1855 hasta finales de septiembre de 1857. Allí murió Ana Mercedes Escolástica (1846-1955). Los otros hijos fueron: José Antonio Vicente (1848-1924), Segundo Bernabé de los Reyes (1850), Manuel y Dolores Josefa Benancia (sic), gemelos; María del Carmen (1853-1919), Josefa Margarita de Jesús (1859- ¿) y Camilo Adolfo ( ¿-1896).

Más de cuarenta mil nicaragüenses llevan el apellido Mejía como primer o segundo apellido, entre otros los Delgado (5,234), Lacayo (4,155), Marenco (3,735) y Avilés (2,949). Tres ramas independientes de Mejía se deslindan: los de Oriente (Granada y Masaya), Las Segovias y Chontales. La primera está emparentada con las familias Avilés y Cuadra. José Antonio Mejía Bárcenas, tenedor de libros, era dueño de una finca en Campuzano; Bernabé fue diputado liberal por Managua y suscribió la constitución de 1893; Manuel tuvo una librería en Granada desde 1880 hasta 1891, año en que se trasladó a Guatemala y editó textos para ese gobierno en San Francisco, California; José, autor del libro Tabla de equivalencias, pesos y medidas (1893), casó con Amanda Marenco en 1896, no sin haber procreado con Ángela Chamorro, de Managua, tres hijos; y Camilo -como los anteriores- era "inteligente, activo, enérgico, decente", según el obituario de su amigo Enrique Guzmán Selva.

23. Montiel

Montiel Argüello, Alejandro: "Don Diego de Montiel, séptimo y último Adelantado de Costa Rica", en Nicaragua colonial. Banco Central de Nicaragua, 2000, pp. 296-299.

Noticias biográficas de Diego de Montiel Vázquez de Coronado y Valderrama (Granada, 12 de mayo, 1748), descendiente del conquistador de Costa Rica Juan Vázquez de Coronado, primer Adelantado, según el título que le otorgó Felipe II el 8 de abril de 1565. Su padre -el sexto Adelantado- fue Pablo de José Montiel Vázquez de Coronado y Echeverría-Navarro, fallecido el 13 de mayo de 1764 en Granada. El séptimo Adelantado reclamaba el tratamiento de señoría y un lugar relevante en las ceremonias oficiales. Participó en la insurrección criolla de Granada el 21 de abril de 1812, por lo cual fue encarcelado, sometido a juicio y enviado a Guatemala.

"La sentencia dictada en su contra fue de destierro perpetuo, pero el 25 de junio de 1817, el Rey concedió indulto a todos los comprometidos en la sedición […] Don Diego regresó a Granada y el 7 de julio de 1822 se dirigió al Emperador de México, don Agustín de Iturbide, oponiéndose al matrimonio de su sobrino don Benito Montiel con Marcelina Méndez por ser esta mulata, y para demostrarlo siguió una información de testigos el 6 de julio de ese año" (p. 298). No se casó, ni dejó descendencia; pero de su hermano Alejandro procede la familia Montiel.

24. Morazán

Cabrales, Luis Alberto: "Descendencia del General Francisco Morazán en Nicaragua". RAGHN, tomo 4, núm. 2, agosto, 1942, pp. 139-140 y 141, 143.

Aprovechando testimonios orales, informa que el hijo ilegítimo del prócer unionista Francisco Morazán Moncada "de unos veinte años cuando fusilaron a su padre en San José, Costa Rica- fue encomendado a Mariano Montealegre Romero "y cuando este caballero se trasladó definitivamente a Cartago, Chinandega, lo trajo consigo". Allí casó con Carmen Venerio Gasteazoro, "descendiente de antigua familia colonial" (p. 141). Tres hijos engendraron: Mercedes de Infante, Francisco y Carmen de Deshón. El artículo trae reproducción de un óleo de Morazán, "que termina con la leyenda de que del General sólo existía un retrato de perfil".

25. Pallais

Mínguez, J. J.: "Familia" [de Azarías H. Pallais: 1884-1954], en "El Padre Pallais y sus glosas". Analecta Calasanctiana [Salamanca], vol. XXI, enero-junio, 1979, pp. 83-84.

Datos básicos de los ascendientes del poeta y sacerdote. El judío francés Henry Pallais Kertangille, casado en 1838 con Josefa Bermúdez Jerez, es su abuelo; Santiago Desiderio Pallais Bermúdez (1839-1911), médico, su padre; tuvo doce hermanos. Una tía suya, Salvadora Pallais Bermúdez (1843-1905) fue la esposa de Louis Enmanuel Debayle Montgolfier; de este matrimonio nació el médico Luis H[enry] Debayle Pallais (1865-1938). Este contrajo nupcias con Casimira Sacasa Sacasa (1872-1853), hija de Roberto Sacasa (1840-1896), presidente de Nicaragua (1889-1893), hermana de Juan B. Sacasa (1874-1946), otro mandatario efímero (1933-36), suegra del dictador Anastasio Somoza García (1896-1956), presidente (1937-1947 y 1951-1956) y abuela materna de Luis y Anastasio Somoza Debayle, también presidente: el primero durante un período (1957-1963) y el segundo en dos (1967-1971 y 1974-1979).

26. Rodríguez

Rodríguez Serrano, Felipe: Estudio genealógico de las familias Matuz y Rodríguez. Managua (s. i.), 1963, pp. 21-46.

Segunda parte del título ya citado. Francisco Rodríguez es el primer miembro conocido de esta familia jinotepina. Casó con Catalina Mora y tuvo cinco hijos. La primera, Evarista Rodríguez Mora, nació en Jinotepe el 26 de noviembre de 1807. Su fe de bautismo dice que era mulata, como sus padres. Entre los miembros destacados de esta familia figura Felipe Rodríguez Mayorga (1875-1958), Encargado de Negocios de Nicaragua en los Estados Unidos y destinatario de la famosa Nota Knox.

27. Romero

Grassiano, María Dominica: "Los Romero, árbol genealógico", en Con María para todos como Don Bosco. Se llama María Romero Meneses de Nicaragua. Roma, Instituto María Auxiliadora, 1987, pp. 12-13. Interesante cuadro de los ascendientes y familiares de la beata que llevan otros apellidos: Arana, Bendaña, Burgos, Cuadra, Guillén, Lugo, Marenco, Mesa, Ocón, Ortega, Sacasa, Salaverry.

28. Sacasa

Zepeda-Henríquez, Eduardo: "Dos familias carismáticas", en Mitología nicaragüense. (2ª ed.), Managua, Academia de Geografía e Historia de Nicaragua, 2003, pp. 101-111.

Desarrolla el "carisma" de dos representativas familias criollas: Chamorro y Sacasa. La una, cimentada en la agricultura e inflexible en los principios; la otra, volcada al comercio, dúctil y "diplomáticos" en su trato. Sobre los Sacasa, véanse las páginas que les consagró José Coronel Urtecho en sus Reflexiones sobre la historia de Nicaragua. (León, Editorial Hospicio), tomo II y IIb, 1962 y 1967, especialmente a Roberto Sacasa Marenco (nacido en Granada, en 1751) y a Crisanto Sacasa Parodi (Granada, 5 de noviembre, 1774 - León, 26 de noviembre, 1824). Sobre éste véase también el artículo de Alejandro Montiel Argüello: "Acciones y muerte del Coronel don Crisanto Sacasa". RAGHN, tomo LVII, noviembre, 2003, pp. 115-118.

29. Solís

Halftermeyer, Gratus: "La familia Solís, una de las más antiguas de la villa de Managua", en Historia de Managua (3ª ed.). Managua, Talleres Nacionales, 1959, pp. 33-38.

El matrimonio de los españoles Solís-Tejada, establecido en 1720, tuvo como único hijo a Juan José Solís Tejada, "padre de Francisco Solís, quien casó con Josefa Gómez todos de Managua" (p. 33). Este matrimonio procreó trece hijos, de quienes descienden los Solís-Guerra (Mariano, Alejandro, Marcial, Adela y Deogracias) y Solís-Avilés (Juan María, Bersabé, Salvadora, Natalia, César y Esmeralda). Una hermana de Juan María Solís Avilés, Bruna, fue la madre de Joaquín Zavala Solís (1835-1906), presidente de Nicaragua (1879-1883).

"La familia Solís está ramificada en toda la ciudad…" (p. 37). Otros apellidos de Managua: Bengochea, Chávez, Delgadillo, Díaz, Doña, Estrada, Fonseca, Hueso, López, Martínez, Piura, Rivas, Solórzano y Zamora.

30. Tijerino

Tijerino Rojas, José María: "Semblanza de una genealogía: El apellido Tijerino". RCPC, núm. 40, enero, 1964, pp. 2-3.

Se identifica a Diego de Texerina -alcaide de la fortaleza de Granada, nombrado por Pedrarias Dávila a principios del siglo XVI- como el miembro más antiguo del apellido en Nicaragua. Pero fue Nicolás Tijerino Garay, el primero de esta familia: establecido en León, su hijo del mismo nombre casó con Josefa Pomar de los Reyes, descendientes de judíos españoles conversos. De este matrimonio nació Toribio Tijerino Pomar (1808-1850), "que tuvo destacada actuación en la política nicaragüense" (p. 3), durante la primera mitad del siglo XIX.

Tijerino Pomar contrajo nupcias en 1840 -y en Chinandega con Rafaela Navarro Reyes y Garzón, del Realejo y de padres costarricenses. Siete hijos procrearon, entre ellos Perfecto Tijerino Navarro (1846-1881) y Toribio Tijerino Navarro (1874-1912), quien casó con Antonia Ulloa Baca, siendo su primogénito Toribio Tijerino Baca, otra importante figura política, pero del siglo XIX. Sobre Perfecto, véase su microbiografía en Jorge Eduardo Arellano: Héroes sin fusil (Managua, Hispamer, 1998, pp. 319-320).

31. Urtecho

Vivas Benard, Pedro Pablo: "Familia Urtecho en Nicaragua", RCPC, núm. 88, enero, 1968, pp. 14-22.

Seis generaciones descendientes de Andrés Urtecho, español que tuvo con Antonina Cabistán Barbosa (hermana de Leandro, Serapio y del presbítero Juan Cabistán) dos hijos: Juan Ignacio e Isidro, progenitores respectivamente de los Urtecho de Granada y de Rivas. Dos literatos contemporáneos descienden del primero: José Coronel Urtecho (1906-1994) y Ernesto Cardenal (1925).

32. Vílchez y Cabrera

Aparicio y Aparicio, Edgar: "Genealogía de la familia Vílchez y Cabrera". RCPC, núm. 93, junio, 1968, pp. 41-43.

Brevísimos apuntes de esta familia, "muy antigua y de origen noble, que procede del linaje de Vílchez de Garcí Pérez, quien ganó la Villa y Castillo de Vílchez en el año 1212". Juan Carlos de Vílchez y Cabrera, natural de Pueblo Nuevo, fue obispo de León (1764-1774); su sobrino Juan Francisco (nació en León el 25 de mayo de 1748) gobernó la diócesis en sede vacante como Deán. Un pariente de ambos, José Francisco Quiñónez Sunsín y Vílchez y Cabrera (León, 1802 - Guatemala, 1860) fue poeta lírico y dramático. De su descendencia se ocuparon Manuel Noguera Ramírez en el semanario Nuevo León (núms. 153 y 156, 16 y 17 de febrero) y Eduardo Montiel Argüello en trabajo inédito. Vílchez y Cabrera era el segundo apellido del mítico Joaquín de Arrechavala, coronel de los Reales Ejércitos.

En Las estructuras sociales de Nicaragua en el siglo XVIII (Op., cit., pp. 260-262), Germán Romero Vargas pormenoriza sobre los Vílchez y Cabrera y sus estrechos vínculos con familias de León.

33. Ycaza

Ycaza M., Juan José: "La familia Ycaza en América". Inédito. 30 pp., mecanografiadas.

En ocho capítulos y unas conclusiones, se estudia a los siete hermanos Ycaza y Caparrosso (Sebastiana Antonia, Isidro Antonio, Joseph Gabriel, Francisco de Paula, Nicolás, Martín y Juan de Dios), hijos de Juan Martín de Ycaza y Urigoitia -vasco radicado en Veraguas, Panamá, a partir de 1729- y de Juana Martina de Caparroso y Vásquez de Gotayre. Establecidos en Panamá, Ecuador, Nicaragua y México, obtuvieron de Carlos III la "Real Provición y Vizcanía", extendida en Valladolid el 5 de julio de 1783; otra auxiliatoria el 19 de mayo de 1784 y una "Certificación de Blasones de Armas" el 7 de julio de 1784.

A cada uno de los Ycaza y Catarroso se le entregó una copia o testimonio de esos documentos, conocida como "Ejecutoria o título de nobleza de hidalgo". El autor conserva el correspondiente al fundador de la familia Ycaza en Nicaragua: Francisco de Paula, quien lo recibió en México (1786). Su tía Rita se lo heredó, tras rescatarlo "en medio de las suciedades del piso de la sucursal del Banco Nicaragüense, en León" (1979). Este "Libro de la familia Ycaza" -de gran valor jurídico e histórico- es único y pieza única en Centroamérica: "encuadernado y forrado de badana encarnada con perfiles de oro y manillas de plata" e incluye "el escudo de armas y Árbol genealógico idénticamente copiados".

34. Zavala

Zavala Urtecho, Joaquín: "Huellas de una familia vasco-centroamericana en 5 siglos de historia". RCPC, vol. I: núm. 111, diciembre, 1969, 138 p.; vol. II: enero, 1970, 138-316 p., il. (Calcos de Carlos Sánchez Arias).

"Reconstrucción de la trayectoria de una familia aristocrática vasca dentro del marco nuevo americano, que implica un proceso dinámico, expresado en sus más ilustres componentes" (Carlos Meléndez: "Presentación", p. 3). El vol. II tras una "Genealogía de la familia Zavala", pp. 285-316: desde Domingo de Zavala (nacido en Lequeitio, 1531, el más antiguo ascendiente de la familia en la península) hasta Xavier Zavala Cuadra (Granada, 22 de enero, 1937).

Coronel Urtecho, José: "La familia Zavala y la política del comercio en Centroamérica". RCPC, núms. 141 y 142, junio y julio, 1972, pp. 1-130.

Exégesis de esta premisa: "todo el proceso histórico del país, desde la fundación de Granada y León hasta el presente, cabe en la biografía de unas pocas familias principales". Con su acostumbrada lucidez, diserta sobre la hegemonía en la política nicaragüense de las familias Sacasa y Chamorro. Los Somoza -sostiene- absorbieron la oligarquía de los Sacasa, el militarismo y la dictadura. Los Cuadra representaron "una actitud conservadora e independiente, aún a ratos rebelde, casi siempre en oposición a la hegemonía de los Chamorro". Y los Zavala en Centroamérica, por lo menos en el siglo XVII, proyectaron cuatro tendencias: "la consistente dedicación a la economía como actividad práctica y como disciplina intelectual, el equilibrio entre el utilitarismo y el humanismo, la política del comercio fundada en la libertad dentro de las exigencias de la geografía más el desarrollo económico orientado al financiamiento público y privado de la civilización y la cultura" (p. 130).

Noticias Servicios Suplementos Especiales Publicidad Enlaces
Mapa del Sitio Nicas en el Exterior Contactos Ayuda
©LA PRENSA 2009 Aviso legal Política de privacidad Consultas y Sugerencias
Manual de Estilo de LA PRENSA
Fotorreportajes
Sucesos del 2006: Nicaragua
Búsqueda